Páginas

23 feb. 2011

Bass

Miércoles 23 de Febrero. Han pasado 30 años del golpe de Estado fallido de Tejero. Realmente no voy a hablar de esto. Creo que ningún lector de mi blog debe superar los 25. Tan sólo diré que me alegro de vivir en una “democracia” donde existe una cierta “libertad de expresión”. Todo entre comillas, por supuesto. Ya llegará nuestro día… *esconde planos de dominación de Andorra*

Ayer no actualicé, lo sé. Pero estuve haciendo cosas os lo creáis o no. 

Poco a poco voy añadiendo más cosas al blog y haciéndolo lo más ameno posible, como siempre, las sugerencias son bien recibidas. Darle las gracias a gente como Marko que siempre están dispuestos a colaborar y participar. Y bueno, también me gusta ver como cada día más gente se suma a esto de ser blogueros, gracias a todos por entretenedme.
Están sonando las murgas en la radio, que pesadilla. Nunca me han gustado, tengo amigos y amigas que me han llegado hasta a decir con superioridad que tenían entradas para verlas. Yo es que no iba ni gratis. Carnaval… está a la vuelta de la esquina, todos los años digo que no voy a salir y termino saliendo un rato, lo paso mal y me largo. Soy masoquista. Este año todo apunta a que no voy a salir. No os confundáis, si me gusta el disfraz, pero el Carnaval hoy en día… es una putísima basura de mierda. Ya veré disfraces currados en el salón, y no a putas zorras por las calles.

Y bueno, cambiando de tema. Hoy por la mañana estuve con el mangaka jugando un rato a los cartones y comentando absuderdeces. También estuve con el señor Oswaldo, el cual está vendado por darle tantas patadas a los indigentes y quemar orfanatos. Estuvimos viendo animes y comiendo palomitas. No fue mal la cosa. Mañana ha desayunar con gente elegante como Miguel y Rodrigo. Hablando de Ro, lo vi desde el autobús y nuestras caras fueron en plan: "Pero qué coño?" Fue todo tan mágico.

Y de este modo mágico me despido. Espero tener todas las secciones bien echas para el Viernes -w-

2 comentarios:

  1. Putas zorras es una redundancia (?)
    Y yo sí sé lo de Tejero, al final el rey le dijo cosos y se acojonó.

    ResponderEliminar