Páginas

26 may. 2011

A una profesora.

Cualquier día pueden llamarte. 
Cualquier día te pueden decir cualquier cosa.
Cualquier momento es ideal para llamar y decir cualquier cosa.

Nunca es el momento ideal para llamar y decir alguna cosa en concreto.

Pero a mí me paso. Estaba sentado ayer junto a Elena cuando sonó el maldito móvil. Era Oswaldo y eran cerca de las 21 de la noche, ¿qué querría?. Dudé en cogerlo porque estaba muy agusto allí haciendo el vago y sin pensar en nada en concreto, pero algo me decía que lo cogiera. Lo cogí y me lo dijo: 

Eloisa; mi profesora de física&química de primero de bachillerato, la profesora que nos enseñó que toda clase puede ser divertida, la que nos enseñó el significado de la autosuperación, de la fuerza de voluntad, la que nos enseñó a no rendirnos, la que se metía con el barsa y alababa al Madrid, la que criticaba a los psicólogos y otros "vividores del cuento", la que tenía frases que decía cada dos por tres, como: "el cabrón del trisulfato de..." "esto se hace a pelo" "nah, sin anastesia" "no llores por suspender, mi asignatura es una mierda y no te va a servir de nada en la vida", la que ponía frases que pasan a la historia de uno mismo cuando corregía los exámenes: Roberto: "Lo siento, no se me da bien la física (examen en blanco) Eloisa: "Yo lo siento por ti", la que decía: "encima que suspendes, ¿traes una camiseta del barsa? ¡al pasillo!", la que enseñó matemáticas a mi hermano cuando él se saltaba las suyas porque no se enteraba con la caraoque, la que nunca me echó en cara que no hiciera nada, la que siempre estaba dispuesta a ayudarnos con todo, la que... de la que podría decir tantísimas cosas...; falleció.

Hoy he asistido a un acto en el instituto donde he cursado la E.S.O. y el Bachillerato y de donde me llevo grandes recuerdos, como esta magnífica profesora, y la verdad que uno nunca se imagina esto. En el acto todos les han querido brindar homenaje, y creo que la frase que más me ha marcado ha sido: "... nos dolía que te fueses el año que viene, pero jamás esperábamos que te fueses éste y para siempre... " la verdad... que no sé que decir. Me habría gustado verla una vez más, esa figura baja y simpática, siempe con una sonrisa en la boca y gritando al entrar en las aulas "Hola buenas, ¿qué hay?" Pero parece que un cancer nos la arrebató para siempre... Oswaldo dijo al salir: "Las palabras se olvidan a los días, los actos perduran para siempre". Que sea así, que todas estas palabras se las lleve el viento, que se pierdan, no importa, pero que ella nunca se vaya de todos nuestros corazones.

Descansa en paz, en la eternidad, Eloisa.


2 comentarios:

  1. Lo siento mucho.
    De veras hay profesores que se nos quedan marcados, y es una pena que se vayan así, es algo que nunca nos planteamos :(
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Oooooh... Qué penilla me da D: Yo siempre he dicho que de todos los profesores siempre aprendemos algo, sobre todo si son malos.

    ResponderEliminar